Desde el comienzo del año hidrológico –1 de octubre– las lluvias se han reducido hasta posicionar 2022 como el año más seco en España desde 2005, y quinto desde 1961.

 

El tiempo ha acontecido en los dos primeros meses de 2022 está siendo inusual. Varias zonas acumulan ya más de 5 semanas sin lluvias y es que no tenemos precipitaciones generalizadas en España desde el 6 de enero.

En estas fechas en las que nuestras reservas de agua suelen alcanzar un 60 %, hoy estamos por debajo de la mitad –44,7 %– y esto significa que en el primer mes y medio que llevamos de año, no se ha producido ni la mitad de energía hidroeléctrica que a principios de 2021.

El mes de enero acabó con la media de las temperatura máxima diarias más alta desde 1961 y la lluvia  fue inferior al 25 % del valor normal en casi toda la Península, salvándose Navarra, País Vasco, este de Cantabria y puntos del Pirineo ilerdense donde sí llegó a sus los valores normales.

La COAG –Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos– alerta de la grave situación que ha provocado la falta de agua y advierte que puede ir a más:

La mitad del campo español ya está en situación de alerta por sequía y en caso de que siga sin llover de manera significativa en las próximas tres o cuatro semanas los cultivos de secano podrían ver afectado su rendimiento entre un 60% y un 80%.

Las zonas de España más afectadas por la sequía

El centro del país, el interior de las provincias de Murcia y la Comunidad Valenciana, la costa mediterránea de Andalucía, la isla de El Hierro en Canarias, Extremadura, y gran parte de la meseta central, son las zonas críticas.

Mapa de las zonas mas afectadas por la sequia en 2022 en Espana

Las zonas más afectadas por la sequía. Gráfico: ABC Fuente: Aemet Creado con datawrapper.

Además, según las previsiones, la última semana de febrero y la primera de marzo serán más secas y cálidas de lo habitual especialmente en el oeste de la península, y la circulación atmosférica apenas cambiará, por lo que el bloqueo anticiclónico seguirá evitando las lluvias generalizadas.

Temperaturas poco habituales

La falta de lluvia y los cambios de temperatura importantes van de la mano, y enero 2022 ha dejado múltiples efemérides en temperaturas máximas y mínimas –las máximas del mes se situaron 2,1ºC por encima de la media–.

Y lo más grave es el empeoramiento de la calidad del aire, que crea un peligroso «caldo de cultivo» para los incendios de las próximas temporadas.

Los incendios forestales ya no son exclusivos del verano.

A la falta generalizada de lluvia se suman las hectáreas quemadas en incendios forestales. En 2021 ardieron casi 248 hectáreas frente a las 4.040 hectáreas en el primer mes de 2022, que son 6,13 veces más.

Los incendios están aumentando en duración, riesgo y magnitud, manifestándose en épocas del año que antes no eran habituales. Los últimos datos facilitados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente lo confirman, ya que solo en enero de 2022 se han registrado 128 incendios –el doble de la media de la última década cuando se registró un promedio de 66–.

Si necesita su terreno arbolado o jardín libre de posibles incendios para disfrutar de un lugar seguro durante todo el año, podemos darle una solución personalizada, póngase en contacto con nosotros o llámenos sin compromiso.